miércoles, 7 de febrero de 2018

Ardilla roja (Sciurus vulgaris)

Es sin duda sobre la nieve donde más fácilmente podremos encontrar las huellas de una ardilla. Aunque la ardilla común sea un animal arborícola y pasa el mayor tiempo de su vida sobre los árboles, en muchas ocasiones pisa el suelo, tanto para desplazarse como para buscar alimento, beber...

Sus rastros son fáciles de identificar ya que suelen aparecer en grupos de cuatro huellas, esto es debido a que el roedor se desplaza a saltos. En este grupo de cuatro huellas las dos que se sitúan delante corresponderán a los pies y las dos que se sitúan detrás a las manos, este es el patrón que se describe en este tipo de desplazamientos.

Las manos de la ardilla deja impresa una huella con cuatro dedos, finos y largos y con lóbulos pequeños pero bien marcados. Los pies tienen cinco dedos también finos y largos, presentando los tres centrales prácticamente a la misma altura, esta es una de las principales características de sus huellas. Abajo muestro unas imágenes donde se aprecian bastante bien. En la última podemos observar un rastro que tras continuarlo finalizó en la base de un árbol deduciéndose su subida.




viernes, 26 de enero de 2018

Duro invierno

El duro invierno se cobra muchas vidas en el sistema central, corzos, ciervos y ganado vacuno desvanecen frente a las inclemencias de los temporales. Innumerables cuerpos yacen en la nieve manifestando la crudeza de esta tesitura. Pero todo no es malo ante lo infernal, este cementerio de carroñas servirá de sustento a infinidad de especies presentes en los páramos durante una buena temporada. Curiosa paradoja, lo que para unos resulta el final de la vida, para otros significa el soporte para un año más de existencia.

Abajo, en las dos primera imágenes, ganado vacuno recién fallecido. Solo han llegado a carroñear el hocico puede por zorros, las vísceras aún estaban intactas posiblemente los lobos aún no habían llegado. En la última imagen restos de una carroña de un ternero, todo apunta a que los lobos ya estuvieron aquí.




viernes, 12 de enero de 2018

Oso pardo (Ursus arctos)

Como ya conté en otro momento nos encontrábamos en los últimos días de nuestra estancia en el límite cantábrico-palentino. Fue cuando al inicio de un camino al lado del mismo pueblo, nos encontramos con las preciosas huellas del úrsido. No hubo suerte con las cámaras de fototrampeo que dejamos esas dos noches que nos quedaban, pero sí nos llevamos la emocionante sensación de tener a uno de los pocos osos cantábricos justo al lado de nuestro alojamiento.

Esta temporada la producción de arándanos fue escasa, y los hayucos cayeron rápido al suelo. Tal situación obligó a los osos a buscar alimento en los frutales que los paisanos del lugar tienen sembrados en sus terrenos al lado, y dentro de los pueblos también. Este panorama y la presencia de los osos haciendo sus rondas por las parcelas traían a los lugareños algo cabreados cuando alguno que otro se daba un festín de peras... Mejor dicho muyy cabreados. Me temo que esta irritabilidad también la volcaron contra los observadores de naturaleza, en este caso y los únicos que en esos momentos pululaban por allí, o sea, nosotros. La conclusión, intentar dialogar con un paisano cabreado sobre el problema no sirve absolutamente para nada...

Abajo muestro una serie de huellas del individuo que tuvimos la suerte de detectar. Por el tamaño, y teniendo en cuenta los apuntes del amigo Jose Carlos de la Fuente en su libro Lobos, linces y osos, se podría llegar a la conclusión que pudieran pertenecer a una hembra o un individuo joven.

Mano derecha y pie derecho en sentido opuesto en un cambió de dirección.


Mano derecha

Pie derecho, tamaño muy pequeño para un oso adulto macho

Rastro completo

Volveremos a pisar estas tierras de osos, y lobos...

viernes, 29 de diciembre de 2017

Las agudas uñas de la gineta.

Si el otro día os traje una interesante huella del gran gato donde se habían marcado las finas uñas del felino, hoy os traigo a otra especie también de uñas retráctiles, que por su aspecto puede confundir con un felino pero perteneciente a otra familia muy diferente, se trata de la gineta, y pertenece a la familia de los Vivérridos.

En una salida de campo buscando indicios de un mustélido, del cual tengo constancia que está presente pero bastante difícil de detectar, no tuvimos la suerte de dar con ellos. Pero las salidas de campo siempre tienen algo de gratificantes y nunca te vas con las manos vacías. Esta vez nos recompensó con estas bonitas huellas de gineta en un limo perfecto, donde dejó impresas sus agudas uñas haciendo constancia de quién andaba por allí.


viernes, 22 de diciembre de 2017

Habitantes del monte. Cuando el corzo resopla y el cárabo mira.

El siguiente vídeo recoge algunos de esos habitantes del monte mediterráneo, corzos, gineta, garduña.., y otros más. Visualizando las escenas podremos comparar las proporciones entre los ungulados corzo-ciervo y apreciar la gran diferencia de tamaño entre uno y otro. El título del vídeo se debe a dos momentos que se producen dentro de este y que me fascinaron, dejo que los descubras...



Habitantes del monte from Esmeralda Ramos on Vimeo.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Gran gato rabón II (Lynx pardinus)

Hoy le vuelvo a dedicar una entrada al fantasma del monte mediterráneo, nuestro gran felino, el lince ibérico. Abajo muestro una de sus letrinas situada en uno de sus territorios. Las principales características típicas del excremento de lince ibérico suelen ser dos o tres. Su forma, tienden a ser cilíndricos y formado por dos o tres segmentos. Su composición, suele estar basada en pelo de conejo allá donde es abundante. El olor es difícil de definir, no es un olor especialmente desagradable resultando muy característico y exclusivo del lince, podríamos añadir que nada tiene que ver con el excremento de zorro o de melón cuyo olor si que es desagradable. Y por último su color, con el tiempo suelen adquirir una tonalidad blancuzca-verdosa. Si desmenuzamos uno de estos excrementos su interior es también verdoso, el olor también lo percibiremos.

En la imagen, esta letrina fue marcada varias veces, se trata de un individuo de la población existente en las intrincadas sierras gaditanas. Actualmente estamos estudiando sus movimientos, de este y otros individuos.


Letrina de lince ibérico en las sierras gaditanas

jueves, 14 de diciembre de 2017

Gran gato (Lynx pardinus)

En la siguiente huella de lince ibérico se observa como en un impulso ha dejado marcada sus finas uñas.

Huella de lince ibérico en las sierras gaditanas